Lóbulos Rasgados

Lobulos rasgados

En esta entrada vamos a comentar una situación que se da con bastante frecuencia en mujeres de todas las edades. Se trata de un pequeño desgarro en la piel del lóbulo de la oreja y que se relaciona con el uso de pendientes.

Cuando se rasga el lóbulo de la oreja se produce una separación de piel que aumenta el tamaño del agujero para los pendientes.  El desgarro puede incluso llegar a afectar a todo el lóbulo, por lo que queda un lóbulo dividido.

Las causas pueden incluir desde los traumatismos hasta las pequeñas roturas inadvertidas. Suelen ocurrir con más frecuencia a mayor edad. El resultado  suele ser un lóbulo con aspecto hendido y atrófico que no es capaz de sostener los pendientes. Las pacientes se ven afectadas de forma importante en su día a día.

Lóbulo rasgado
Lóbulo rasgado. El agujero del pendiente ha dejado de estar en el centro del lóulo.

¿Cómo se soluciona el lóbulo rasgado?

La única solución que tiene el lóbulo rasgado es mediante una intervención quirúrgica. Consiste en cerrar la línea del lóbulo rasgado y dejar un sólo lugar por donde poder colocar el pendiente, normalmente en el centro exacto del lóbulo, o donde más centrado esté la rasgadura actual.

La intervención se realiza tras la administración de anestesia local. Se elimina quirúrgicamente el agujero, seccionando un borde mínimo de piel y cerrando con sutura la zona de rasgadura. El lugar para el nuevo orificio para los pendientes no se sutura y se deja con piel, de tal manera que no puede cicatrizar por sí solo y se respeta el lugar del pendiente.

Utilizamos suturas finas, normalmente de 6/0 ó 7/0 para evitar cicatrices anómalas o marcas innecesarias. Las suturas deben colocarse tanto por delante como por detrás de la oreja. Tras suturar la rasgadura, dejamos un hilo de nylon del nº2 en el agujero donde queremos que quede el pendiente. Este hilo no produce inflamación y evita el cierre del agujero.

transcurrida una  semana se retiran las suturas y el nylon se deja unos pocos días más, hasta que vemos que baja la inflamación y la cicatriz está más madura y se puede colocar un pendiente.

Puede pedir cita para valorar una intervención de lóbulos rasgados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *