¿Sólo los Párpados? Cejas y Surcos Lacrimales

Rejuvenecer la mirada
Hay varios elementos que se pueden mejorar y que rejuvenecen la mirada.
La evaluación de la mirada requiere no olvidar nunca lo que hay por encima y por debajo de los párpados. En la parte superior es muy importante la posición de las cejas. En cirugía plástica-estética se debe tener en cuenta que el rejuvenecimiento de la mirada considere la altura a la que se encuentran las cejas.
En ocasiones, las molestias por un exceso de piel en los párpados no es real, sino que se debe a un descolgamiento de la frente con caída del nivel de las cejas. En un caso así, una cirugía sobre los párpados (blefaroplastia) puede no lograr mejorar el aspecto de la mirada, quedando incluso piel redundante de nuevo en el párpado en un plazo de tiempo corto.
Esta condición puede además enmascarar una asimetría que no se había detectado por la dificultad que presentan algunas pacientes para relajar los músculos de la frente. Tampoco se debe olvidar la posición del ojo o a presencia de ojos saltones, también conocido como vector negativo.

Un exceso de laxitud en la frente con caída de las cejas requiere de una suspensión de cejas para colocarlas juntos al borde óseo de la órbita. Una vez corregido el  problema puede abordarse el exceso de piel y grasa del párpado superior, si es que fuera necesario.

En cuanto a la parte inferior de los párpados de abajo en ocasiones las pacientes pueden presentar los surcos lacrimales marcados y oscuros. La manera más duradera de corregirlos consiste en trasponer las bolsas grasas de los párpados inferiores hacia la zona del surco tras liberar el arco marginalis y los septos orbitarios. De esta forma se corrigen las ojeras profundas en la zona del surco lacrimal.

Para planificar la intervención es necesario un adecuado control de la tensión arterial, evitar medicación antiagregante como la aspirina o las infusiones de herbolario y algunos antiinflamatorios. El tabaco debe evitarse a toda costa desde días antes de la operación. Dependiendo del tipo de intervención, se puede realizar bajo sedación o bien bajo anestesia general. Después de la intervención es conveniente el uso frecuente de lubricantes y lágrimas artificales hasta el cese de la inflamación y el cierre normal de los párpados.

La aparición de las bolsas malares es uno de los marcadores de envejecimiento facial que más difícilmente se pueden disimular. Las bolsas malares se deben a la caída de la grasa que hay sobre las mejillas, debido a un relajamiento de los ligamentos que sostienen la grasa que se encuentra por debajo de los músculos de los párpados.

No se deben confundir las bolsas malares con las bolsas de los párpados inferiores, si bien se encuentran cerca, no se trata del mismo proceso y las estructuras que lo acompañan suelen ceder a los cambios de la edad, y por tanto, no se deben tratar de igual forma. Las técnicas de láser o rellenos tienen poco papel en su tratamiento.

La reparación de las bolsas malares se realiza con técnicas de rejuvenecimiento facial medio en los párpados. Las reparaciones se realizan a nivel subperióstico para disminuir el riesgo de lesión del nervio facial, mejorar la vascularización de las estructuras y permitir la liberación de los ligamentos excesivamente distendidos. De esta forma se puede mejorar el surco lagrimal, y también el surco que se forma entre los pómulo y los párpados; además se restaura el volumen normal de los pómulos y se suavizan las arrugas junto a la nariz y el labio superior.

El lifting facial medio requiere uno o dos días de ingreso y la intervención se realiza bajo anestesia general. Los resultados del lifting facial medio son estables y duraderos, pero es necesario el transcurso de unas pocas semanas para que disminuya el hinchazón tras la cirugía. Después se aconseja evitar tomar el sol durante varias semanas.

Refs: Pacella S, Codner M. Midface lift. En: Aesthetic Plastic Surgery. Aston SJ. Elsevier 2010.

Seguridad en Implantes Mamarios

Seguridad
Los implantes mamarios no duran para toda la vida, requieren de un control por parte del médico.

Los recientes acontecimientos que han tenido lugar al descubrir que ciertos implantes mamarios fabricados en Francia y distribuidos en España y otros países de la Unión Europea y del mundo eran defectuosos, ha puesto en relieve la importancia de un seguimiento y control de los implantes para mayor seguridad de las pacientes que se someten a intervención de aumento mamario.

Dado que los implantes mamarios no duran para toda la vida, requieren de un control por parte del médico, con vigilancia de las mamas desde antes de la implantación.

Suele ser habitual la realización de pruebas de mamografía y ecografía antes de realizar la intervención de aumento mamario, con el objetivo de descartar otras lesiones que puedan estar presentes.

En mujeres que se encuentran bien, después de la intervención es recomendable una visita anual con el médico, para valorar la situación general del resultado y controlar la situación del implante mamario.

Un artículo recientemente publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery (1) ha recomendado la vigilancia de los implantes por ecografía comenzando desde el tercer año de la implantación. La ecografía permite identificar roturas en los implantes, así como la presencia de silicona en el tejido mamario o en las axilas. Si bien estas situaciones son cada vez menos frecuentes con los nuevos implantes de gel de alta cohesividad, es conveniente identificarlos. Si existen dudas, se puede recurrir a la resonancia magnética como prueba confirmatoria.

 La vigilancia ecográfica de las prótesis mamaria parece un método adecuado desde el tercer año de la implantación, y permite diagnosticar las complicaciones de forma temprana y a tiempo de una mejor solución.

La cirugía  aumento de mama debe vigilarse para lograr los mejores resultados y disminuir los riesgos para las pacientes. Los procedimientos de cirugía estética deben acompañarse de medidas de seguridad y vigilancia que permitan a las pacientes disfrutar de la estética con tranquilidad.

(1) Chung KC, Malay S, Shauver MJ, Kim HM. Economic analysis of screening strategies for rupture of silicone gel breast implants. Plast Reconstr Surg. 2012 Jul;130(1):225-37.